Hoy ha aterrizado todo una rara avis en el aeropuerto de Zaragoza: Un DC10 de la compañía venezolana Solar Cargo. Todo un privilegio el poder ver y fotografiar un avión tan antiguo.

También he podido hacer unas fotos a un 737 de TNT que venia desde Rennes.